Scream Queens: lo nuevo de Ryan Murphy no merece tu tiempo.

9:20

Se merece un 1/10


No me gusta juzgar una serie por su primer capítulo, pero en esta ocasión habrá una ligera excepción. 


Y es que con el primero de los episodios publicados de la esperadísima nueva serie de Ryan uno puede hacerse a la idea de lo que está por venir. Y no, no merece nuestro tiempo.




Empezando por un guión que brilla por su ausencia, un casting que no podría ser más insulso, y una trama que está plagada de clichés del género Scream Queens se convierte en la peor creación del director. En el fondo tuve la sensación de estar viendo una mezcla absurda y sin sentido de Scream, Scary Movie y Mean Girls. Ya en los primeros minutos de la serie uno conoce lo que va a ver a continuación, y es la versión más niñata y mamarracha de la historia con menos originalidad que podáis imaginar.

No voy a negar que tenía ciertas esperanzas, que me encanta reírme y el horrorcomedy me parece uno de los géneros más fructíferos de la actualidad, en especial por la poca variedad que hay y los aspectos a desarrollar. Amo películas como "Arrástrame al Infierno" o "Dark Shadows", esas que te hacen divagar entre la carcajada y el miedo puntual durante toda la duración de ambas películas, pero con esta serie en particular he permanecido todo el primer episodio —porque sí, solo he visto el primer capítulo y no el segundo, que ya sería demasiado para mi body—algo como así:



Además se puede destacar con notoriedad que Ariana Grandeparece ser que Ryan piensa que fichar a divas de la industria pop puede darletirón a sus creaciones— protagoniza una de las escenas más ridículas que he visto jamás. No voy a decir que no me reí entre dientes, pero fue una risa más de vergüenza que la consecuencia directa a la cómica situación que se nos planteaba.



Después tenemos a los personajes, que en realidad ninguno de ellos me parece lo suficientemente sólido como para sacarle jugo. Ni siquiera la grandísima Jamie Lee Curtis tiene un papel decente, y en mi opinión se desaprovechan las aptitudes de la mujer como actriz, las cuales son, y no me lo podéis negar, excelentes.
Lo mismo sucede con Emma Roberts, que parece encasillada desde la remota AHS: Coven a entrañar papeles del mismo tipo. Hasta la caracterización se la han ahorrado, que igual un tinte de pelo no le hubiese ido tan mal. Para tratarse de unos de los personajes principales poco puedo decir al respecto; no es más que el producto de los típicos estándares de niñata-pija-mala cuyo papá rico es el mayor inversor de la universidad, lo cual parece ser la brinda de un trato preferencial. 

ESTOY CANSADO DE SIEMPRE LO MISMO. 

¿DÓNDE ESTÁN LOS GUIONISTAS DE VERDAD?


Por que no solo eso, toda la trama no es más que un reciclado de ideas que juega a nuestro favor, puesto que no tenemos que pensar demasiado para asimilarla: chicas feas que quieren formar parte de la hermandad más chupiguay del campus y que pierden el culo por convertirse en alguien —las cuales más adelante probablemente reciban un lavado de cara y una depilación express con una podadora de césped—, chicos guapos que representan el prototipo de estudiante americano (o al menos ese que tenemos estereotipado gracias a las películas que todos conocemos), una criada que de forma sorprendente no es de etnia latinoamericana pero que acaba frita de tanto trabajar, y finalmente una extraña presencia maligna que se dedica a matar a diestro y siniestro con cuchillo en mano y que utiliza iMessage para alertar a sus víctimas de su presencia. Y aunque he extrañado la presencia del policía con cierto retraso mental que intenta descifrar el caso estoy convencido de que muy pronto entrará en escena.

Y hablando de posibles acontecimientos. Es que incluso puedo llegar a apostar de quién se trata esa diabólica figura que aparece aniquilando gente.  Chanel #4, que es más barato. Que igual me equivoco, pero es todo tan de copypaste que igual hasta acierto.

Y con todos estos argumentos (entre otros que no voy a destripar puesto que no quiero entrar en la spoilerzone) puedo decir que aquí me planto. Ya me la has jugado en anteriores ocasiones Ryan, y esta vez no voy a caer. Scream Queens se queda en mi lista de posibles pendientes, puesto que siempre estaré atento a Twitter y si las redes caen alabando el ingenioso final de la temporada igual me anime en un futuro. Pero lo dudo. 

Lo que mal empieza, raramente bien acaba



Mi puntuación es de 1 de 5


¿y tú, algo que opinar sobre la malísima Scream Queens?
Comenta más abajo! 

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR TAMBIÉN...

8 comentarios

  1. Qué pena... Yo le voy a esperar a que salgan unos cuantos capítulos más para poder verlos del tirón. Después de Freakshow no te creas que tengo mucha confianza, pero con que sea una mamarrachada mínimamente entretenida me vale. A ver si tengo más suerte que tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ojalá! Aunque visto también el inicio de Hotel acabo de perder completamente la fe en Ryan.

      Eliminar
  2. Yo iba justo a verla el fin, pero ya se me quitaron las ganas, digo igual tenía mis dudas. Creo que también esperaré a que suene por todos lados que debo verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es lo mejor. Si la serie acaba bien se verán buenas criticas en las redes. No me apetece perder el tiempo en algo que pueda no gustarme.

      Eliminar
  3. A mí me pareció entretenida, aunque nomás fuera por lo bizarro XD Creo que lo que la salva es el humor, si hubieran querido hacerla en serio, no quiero ni pensar en el resultado, jajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la sigues ya me dirás quién se esconde tras la máscara. :P

      Eliminar
  4. Yo pensaba verla pero desde que salió no he parado de ver opiniones osbre lo mala y absurda que es así que yo ni me pienso acercar a esta serie, tengo muy poco tiempo como para malgastarlo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perder el tiempo jamás. Hay que emplearlo en cosas que nos llenen!

      Eliminar