We all dream in gold

20:15


Centenares de actores y actrices están ultimando en estos momentos los detalles finales del aspecto que lucirán en la alfombra roja. Pruebas de peinado y maquillaje, compras de última hora, tratamientos de belleza in extremis e incluso alguna operación estética encubierta son algunas de las preocupaciones que quebrantan la mente de las estrellas de Hollywood en este preciso instante. Dentro de unas horas los ojos del mundo estarán observado, y ellos buscan incansables la perfección antes de que el evento de inicio.
En estos Juegos del Hambre del Glam todos luchan por conseguir la estatuilla, por alcanzar la fama y saborear la miel de los dioses. Los nuevos asistentes sueñan con subir al escenario y recoger el trofeo, y algunos de los más veteranos configuran todo su año en torno a la gala.
Pero esa industria del exceso, en la que se invierten todos esos millones de dólares que envuelven al pequeño hombrecillo dorado, tiene una finalidad principal: y esa es mi más ni menos que la de premiar el cine de calidad.
En los últimos años esta premisa se ha ido perdiendo y con más frecuencia de lo normal aparecen entre las nominaciones grandes producciones,  largometrajes que necesitan estar nominados tan solo por la cantidad de negocio que han generado a su entorno. No obstante en ocasiones la película más cara de producir no es la mejor que se puede hacer, y como viene siendo costumbre este razonamiento se aplica también en esta 88ª Edición de los Oscars.
Pero no entraremos en detalles escabrosos puesto que no quiero pelearme con nadie. Así que en esta entrada me limitaré no a realizar una crítica abierta a lo que supone la industria del cine y lo prostituida que puede llegar a estar, si no a realizar una lista en la que detallaré las tres mejores películas —o las películas que más me han gustado a mi— de entre toda la lista de candidatas.
Empecemos pues con la merecida tercera posición.


TERCERA POSICIÓN

 CAROL 

CAROL es un drama realmente conmovedor. Moderno. Silencioso. Es una historia de una belleza inconmensurable. Los diálogos, la fotografía, las caracterizaciones, la ambientación. Nada malo tengo que decir de la obra de Todd Haynes, que se encuentra nominada a cinco estatuillas. Todo lo bueno que pudiese nombrar es lo que hace que esta película se encuentre mis tres favoritas.
Cuenta la historia de una veinteañera aspirante a fotógrafa en cuyo camino se cruza Carol Aird, una mujer atrapada en un matrimonio sin amor con unas dotes de provocación y seducción insuperables. La trama gira en torno a una relación secreta entre dos mujeres y todas las complicaciones que pudiesen acontecer por ello en los años 50, que no son pocas.
Cate Blanchett en el papel de Carol es excepcional. El vestuario es acertadísimo y la atmósfera que transmite el film te transporta directamente al pasado.
La puntué con un 9 en FA, y desde que la vi no paro de recomendarla. Es brillante. 
SEGUNDA POSICIÓN

 ROOM 

Ver ROOM es enfrentarse a una película que desconoces. Su estética principal es totalmente contrapuesta a lo que la película quiere transmitir. Estoy terriblemente agradecido de no haber leído ninguna sinopsis sobre el film, ya que visualizarlo sin ningún tipo de idea preconcebida me ha parecido una experiencia increíble. No sabía con qué me iba a topar exactamente, pero tras visualizarla decidí que se encontraba entre las mejores películas del 2015.
Cuenta una historia corrosiva, dolorosa, asfixiante. Está dividida (o al menos eso me lo pareció a mi) en dos partes. La primera hora de película es excelente, la mejor que haya visto este año podría incluso decir. Notas ese sentimiento claustrofóbico que desprende la historia desde los primeros instantes de película. La actuación de Brie Larson es genial y me encantaría que se llevase el Oscar a mejor actriz, algo que no es muy difícil de conseguir.
La puntué con un 9 en FA.


PRIMERA POSICIÓN

 BROOKLYN 

Y la primera posición es para BROOKLYN. No hay nada que pueda jugar en su contra, puesto que es un trabajo formidable en todos los aspectos posibles. Cuenta la historia de una irlandesa que emigra a EE.UU. en los años 50 a cumplir el sueño americano, y la historia está tan bien contada que creo merece sin dudas el Oscar a mejor película.
Me encanta ser optimista, y todas mis energías estarán con BROOKLYN la madrugada del Lunes.
La ambientación es excelente, el vestuario, las actuaciones. Recomiendo verla en VO para poder detectar los diferentes toques cómicos a lo largo del largometraje, en su mayoría diluidos en el lenguaje, los acentos y las frases hechas. Estas pequeñas pinceladas dotan de un espíritu entrañable el proyecto, algo palpable a lo largo de toda la película y que te hace sonreír en más de una ocasión.
Es mi Whiplash de este año. Amor eterno a Brooklyn. 




Producir estas tres películas ha supuesto un total de 35,8M$, una cifra insignificante si la comparamos con otras como por ejemplo la de El Renacido, con la friolera de 135M$, The Martian, con 108M$, o El Puente de los Espías, con 40M$, las cuales a su vez conformarían el TOP3 negativo de esta entrada.
Parece ser que más dólares no supone más calidad, y, como decía anteriormente, este año los resultados son idénticos a los anteriores. Es muy probable que gane El Renacido la estatuilla a mejor película e incluso a la de mejor actor principal, pero hay dos factores principales que llevarían a la película a ser galardonada.
El primero de ellos es la inmensa presión social que ejercen las redes para que Leonardo al fin consiga su inalcanzable estatuilla por una actuación buena pero no excesivamente brillante. El personaje que interpreta está media película tumbado y herido, otra gran parte de la película son planos de paisajes que aparecen en exceso y lo restante no es suficiente como para mostrarnos una evolución del personaje obtusa y pronunciada. No supera ni de lejos otros grandes papeles de Leonardo, motivo por el que retrasaría la recepción del Oscar algunos años más.
Además, recordemos que esto no es más que una empresa, y por encima de todo lo que tiene valor es el dólar. Por eso ganará El Renacido este 2016.
Pero yo albergo siempre esperanzas…





¿Qué tal os ha parecido la estrada? ¿Cuáles películas habéis visto de la enorme lista de candidatos y cuáles son vuestras favoritas?
¿Estaréis en twitter comentando la gala? Recordad que me podéis seguir a @mikelroma, yo también estaré con redbull en mano viendo el evento.

QUIZÁ TE PUEDA INTERESAR TAMBIÉN...

4 comentarios

  1. Ays mi Leo, me encanta como actor pero en El Renacido me dejó muy decepcionada, esperaba mucho más y... me quedé con las ganas. Yo no la veré, tengo un trancazo enorme y madrugo todos los días, así que prefiero acostarme a dormir y ver luego en Twitter quien ganó y despotricar a los peores vestidos jajajajajaja.

    Un besote enorme, tendré en cuenta las 3 pelis que has recomendado para el próximo finde ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues estoy bastante de acuerdo, aunque Carol no me pareció más que un melodrama convencional y muy elegante. Las he visto todas, y este año no hay ninguna nominada que me haya entusiasmado como el año pasado. Ya veremos qué pasa en la gala de esta noche.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó Room, pero no soy tan entusiasta como tú con Brooklyn... De toda formas, no creo que ninguna de las dos de la campanada en mejor película. 1beso!

    ResponderEliminar
  4. ¡Muy buena entrada, Mikel!
    Aún no he visto ninguna de las películas de tu TOP3, pero las tengo apuntadas desde hace tiempo y les tengo muuuchas ganas (sabiendo ahora tu punto de vista, aún más)
    Concuerdo completamente contigo respecto a lo que dices del dinero y la calidad. Leo es un grandísimo actor, pero el Oscar debería haber sido por otro papel. Además, la película en sí misma no es sino un remake de El hombre de una tierra salvaje, protagonizada por Richard Harris en 1971, así que básicamente "la innovación" de la historia se encuentra en los efectos especiales (podríamos decir que The revenant es una renacida xD)
    ¡Besicos!

    ResponderEliminar